tratar la artritis con toxina
Bienestar,Medicina

Toxina para tratar la artritis

Las enfermedades siempre han formado parte de la vida humana, por lo que al sufrirlas, el hombre ha buscado maneras de combatirlas mediante estudios, análisis y pruebas que terminan por arrojar los resultados que desean y como en la actualidad existe un gran número de personas propensas a sufrir de una enfermedad, hay que mantenerse atentos a nuevas formas de conseguir aliviar las patologías que pueda padecer una persona.

Descubre que tratar la artritis fácilmente

La artritis es una de las enfermedades que más suelen padecer las personas alrededor del mundo, afectando en su mayoría a personas de avanzada edad.

Sin embargo, varios estudios actuales han comprobado que mediante el uso de una toxina, se puede reducir el dolor en las articulaciones, si quieres saber más sobre estos estudios, sigue leyendo el artículo.

¿Qué es la artritis?

Primero definiremos a esta enfermedad. Es la inflamación de las articulaciones, los síntomas que suelen presentar las personas que sufren de artritis es dolor y dureza en las articulaciones, los cuales empeoran a medida que pasan los años.

Los tipos más comunes de esta enfermedad es la artrosis y la artritis reumatoide. La primera provoca que el cartílago, el tejido rígido y resbaloso que cubre los huesos donde existe una articulación, se rompa. En cambio, la reumatoide es un problema en las defensas que ataca al revestimiento de las articulaciones.

Los tratamientos que ayudan a combatir la artritis dependerá de cuál tipo sea, estos tienen la finalidad principal de disminuir los síntomas y dar una mejor vida a la persona que está afecta por la artritis.

¿Qué causa la artritis?

Para los casos más comunes de artritis, las causantes son:

Artrosis

Esta es la más usual, ya que es el daño ocasionado por la deterioro de los cartílagos de la articulación.

El daño provocado aquí puede ocasionar que los huesos también se desgasten, lo que produce dolor y dificultad para moverse. Este deterioro puede producirse con el paso del tiempo o puede intensificarse a causa de una lesión o alguna infección que haya en las articulaciones.

Artritis reumatoide

El sistema de defensa del organismo agrede el revestimiento de las articulaciones, el cual es una membrana endurecida que cubre todo lo que conforme las articulaciones.

El revestimiento, llamado membrana sinovial, sufre de inflamación e hinchazón. La enfermedad puede acabar por deshacerse el cartílago y el hueso que está en el interior de la articulación.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Familia: varios tipos de artritis pueden ser heredados, por lo que las posibilidades de sufrir de artritis es mayor si tus progenitores o alguno de tus hermanos la sufre. Los genes pueden hacerte más propensos a que factores exteriores puedan ocasionar la artritis.

Edad: las probabilidades de sufrir de artritis y en cualquiera de sus tipos, aumenta con el paso de la edad.

Sexo: las mujeres tienen más posibilidades de sufrir de artritis reumatoide a diferencia de los hombres, quienes tienen mayor posibilidad de padecer gota, otra variedad de la artritis.

Lesión en la articulación: las personas que han sufrido de una lesión en sus articulaciones, mientras realizaban alguna actividad física y con el paso del tiempo, son más propensas a sufrir de artritis en la articulación lesionada.

Obesidad: el peso de más en el cuerpo afecta las articulaciones, más que nada en las rodillas, espina dorsal y caderas, por lo que las personas con sobrepeso tienen más riesgo de sufrir de artritis.

¿Qué toxina sirve para combatir la artritis?

De acuerdo con diversos estudios realizados, los cuales parecen favorables, inyectar bótox en las articulaciones que sufren de artritis puede disminuir el dolor y restablece la funcionalidad.

Sin embargo, aún debe realizarse diversos ensayos para determinar completamente la efectividad de estos estudios. El bótox es el más popular de los medicamentos que emplean variadas formatos de la toxina botulínica para detener, de forma temporal, el desarrollo de los músculos.

La toxina que usan es formada por un microbio que provoca el botulismo, una intoxicación que se produce por los alimentos.

Quienes forman el grupo de prueba, han indicado que el dolor ocasionado por la enfermedad ha mejorado y así como las funciones de las articulaciones luego de que se les inyectara bótox. La actuación de la toxina ocurre cuando desinhibe la transmisión de ciertos signos químicos que llevan información entre el cerebro y los nervios.

Los estudios han sido a pequeña escala y la gran mayoría no tuvieron un grupo que funcionará de control para saber si estas inyecciones son más efectivas que el placebo. Por tal motivo, todavía falta mucho camino por recorrer que determine la completa efectividad de esta toxina para tratar la artritis.

A pesar de que todavía queda mucho por hacer para tratar la artritis mediante el uso de esta toxina, la búsqueda de una solución que pueda curar esta enfermedad continuará, por lo que las probabilidades de que pronto se consigan resultados más concisos no serán demoradas.

La artritis es una enfermedad que es capaz de dificultar los movimientos en las personas, afectando gravemente la calidad de su vida, la interacción con su entorno y el bienestar físico y mental de la persona. Si las en tu familia existen casos de artritis, si has sufrido de algún golpe o ya estás en una edad avanzada, lo mejor es buscar métodos que te ayuden a prevenir la artritis o que dado el caso te permita reducir el dolor y mejorar la movilidad.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *