cómo mantener los dientes blancos
Bienestar,Medicina

Cómo mantener tus dientes blancos

Los dientes son la mejor carta de presentación del rostro, porque están asociados a una sonrisa perfecta. Una persona que no sonríe o que no suele hacerlo, puede ser catalogada de tímida o de “pocos amigos”, en cambio una sonrisa amplia denota una actitud alegre y optimista.

Pero ¿cómo sonreír si nuestros dientes están amarillos?

Hay muchas formas de mantener tus dientes blancos, pero antes de ver cuáles son es necesario que sepas primero por qué se vuelven de color amarillento para saber cómo revertir el proceso.

Partes de un diente

Los dientes son las piezas de hueso que forman parte del aparato bucal y están compuestos por:

  • Corona: la parte blanca y visible del diente
  • Cuello: que es la zona que une la corona y la raíz, está al nivel de la encía
  • Raíz: mantiene la pieza fijada al maxilar.

La corona está recubierta por una capa dura de color blanco llamada esmalte, que es la responsable del color de nuestros dientes. El esmalte no es 100% blanco, pero sí lo suficientemente blanco para que luzca una sonrisa perfecta.

Factores que vuelven los dientes amarillos

Sin embargo, varios agentes externos manchan el esmalte hasta ponerlo en tonalidades amarillentas e incluso grisáceas, los cuales son:

  • Cigarrillo
  • Cafeína
  • Bebidas oscuras
  • Exceso de piedra y sarro
  • Té negro
  • Vino Tinto
  • Ciertos medicamentos.

También hay otros factores internos y hasta genéticos que hacen que los dientes se pongan amarillos. Algunas enfermedades, factores hereditarios y la edad avanzada también pueden incidir a que los dientes tornen a una tonalidad amarillenta.

El consumo de hierro (para el tratamiento de la anemia) también mancha los dientes con tonalidades marrones, ya que el hierro interactúa con las bacterias de la placa bacteriana en forma de óxido ferroso.

Algunas personas y por razones genéticas, desarrollan un esmalte mucho más fino que el resto de las demás personas, por lo tanto a través del esmalte se aprecia el color amarillo natural de la pulpa del diente. Esto suele suceder con mucha frecuencia en las personas pelirrojas y contra este defecto no hay nada que se pueda hacer para evitarlo o prevenirlo.

Viendo estos factores, sobre todo los de carácter internos y hereditarios, comprendemos que es casi imposible evitar que los dientes se vuelvan amarillos, pero sí hay maneras eficaces para mantenerlos blancos, incluso recuperar el hermoso color blanco aún después de haber estado amarillentos por mucho tiempo.

Cómo mantener los dientes blancos

A pesar de que algunos factores que ponen amarillos los dientes son insalvables, sí hay maneras eficaces para mantenerlos blancos por mucho tiempo. Veamos algunos de ellos:

Blanqueamiento dental láser o por fotoactivación

Este es el sistema más recomendado para aquellas personas que tienen dientes amarillentos por razones internas o predisposición genética: realizarse un blanqueamiento dental.

Mantener los dientes blancos con blanqueamiento

Consiste en la aplicación de un gel de peróxido de hidrógeno, cuyas partículas son fotoactivadas con láser, haciendo que el esmalte luzca blanco. El efecto puede durar varios años, pero dependerá del grado de mantenimiento de la persona a sus dientes, así como de sus intenciones de evitar el consumo de alimentos y bebidas que manchan el esmalte como ya los mencionamos. Esta técnica solamente la pueden ejecutar los dentistas.

Cepíllate los dientes después de cada comida

Con esta práctica reduces la cantidad de sarro que cambia la tonalidad del esmalte.

Cambia el cepillo dental cada 3 meses

Aunque tu cepillo se vea “en buenas condiciones”, lo cierto es que su vida útil es de apenas 3 meses. Más allá de ese tiempo no garantiza una limpieza correcta, lo que puede dar paso a la proliferación de gérmenes y sarro que manchan los dientes.

Utiliza crema dental con flúor

Este mineral fortalece el esmalte, haciéndolo más resistente a volverse amarillo.

Cepíllate con bicarbonato de sodio

Una vez a la semana puedes cepillarte solamente con bicarbonato de sodio en vez de crema dental. El bicarbonato de sodio ayuda a remover las manchas.

Consume alimentos que ayudan a limpiar los dientes

Estamos hablando de ciertos alimentos que contienen mucha fibra y que ayudan a retirar el sarro y limpiar los dientes mientras los masticas, como es el caso de las manzanas, el apio y la zanahoria cruda.

Mantén limpia tu lengua y encías

Una de las razones por la que los dientes se vuelven amarillos es por la proliferación de gérmenes en la boca, entonces debes mantener tu lengua y encías limpias. Cepilla suavemente la lengua y encías y puedes emplear algún enjuague bucal.

Utiliza hilo dental

Muchas personas presentan color amarillo solamente en las uniones de los dientes debido a una incorrecta higiene que da lugar a bacterias y sarro. Por eso, es importante que uses hilo dental al menos una o dos veces por semana.

¿Qué hacer si debes tomar hierro?

No debes abandonar tu tratamiento de hierro, ya que la tonalidad marrón que se forman en los dientes se elimina fácilmente con una adecuada limpieza dental. Sigue los pasos ya mencionados y verás cómo mantendrás tus dientes blancos.

Haz enjuagues con agua oxigenada

Este compuesto de peróxido de hidrógeno es el mismo que utilizan los odontólogos para el blanqueamiento de los dientes que vimos en el punto 1.

No apliques agua oxigenada directamente en los dientes porque es muy abrasivo, sino disuelve una medida de agua oxigenada por dos de agua y haz enjuagues bucales. Además de matar las bacterias, tus dientes se blanquearán progresivamente.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *