por que debemos consumir menos carne

¿Por qué debemos consumir una cantidad menor de carne?

Anualmente una persona puede llegar a consumir más de 60 kilos de carne, cifra que va en aumento de forma progresiva, algo que es muy perjudicial para el medioambiente porque la industria ganadera es una de las más contaminantes que existe, pero también para nuestra propia salud.

Quienes son consumidores habituales de la carne, cuando lo hacen no se detienen a pensar los problemas que eso implica, las serias consecuencias que el consumo de carne pueden traer, y mucho menos llegan a tener en cuenta una disminución en la cantidad de este alimento que actualmente comen.

Sin embargo, expertos de la alimentación y del ecologismo recomiendan que el consumo de carne se disminuya un poco, para así evitar las consecuencias que esto implica.

Razones por las que consumir menos carne

Para que tengas en cuenta por qué se recomienda un menor consumo de carne, continúa leyendo este post donde te explicaremos las cinco razones que son la base de esa premisa.

Destrucción de hábitats a causa de la deforestación

En el mundo hay actualmente más de 28 mil millones de cabezas de ganado, que como es de suponer, implica el consumo de una gran cantidad de hectáreas de alimentos, lo que ocasiona una gran deforestación en la tierra, como por ejemplo el caso de la Amazonia, donde se le atribuye el 80% de su deforestación a la actividad ganadera.

Teniendo en cuenta la cifra anterior, resulta preocupante que se avance de esa forma con la deforestación del planeta, solo para que sea posible el consumo de carne, ya que hablamos de que se destruyen los hábitats naturales de los animales, los bosques y selvas, condenando así a la extinción a las especies que ahí viven.

Si se tiene en cuenta que en 2009 aumentó la cantidad de ganado sacrificado en tres veces, más de 10 mil animales por cada persona del planeta, de continuar dicha tasa en crecimiento será necesario que sólo para este año haya que sacrificar más de 76 mil millones de animales para que podamos satisfacer el consumo de carne y de lácteos, y que es una cifra que no dejará de crecer en los años siguientes, lo cual resulta más preocupante todavía.

La industria ganadera genera más efecto invernadero

Otro de los motivos por los que debemos consumir menos carne es debido a que la industria ganadera es la responsable de la producción de más del 14% de los gases de efecto invernadero en el mundo, lo cual es una cifra muy alta para solo una industria, pero que podría disminuir si la actividad en esta también se disminuyera.

El aumento de las emisiones de dióxido de carbono se da con la tala de los árboles, que como sabemos son los encargados de absorber el dióxido de carbono, pero que al ser cortados hacen todo lo contrario, liberan el que hayan almacenado, por lo que la deforestación es la cuarta fuente de emisión de carbono que se produce, algo que no nos detenemos a pensar cuando se habla de la industria ganadera.

Para que tengas una idea de lo que te hablamos, para que sea posible que tengas un corte de carne en tu mesa, la industria ganadera debe generar más gases de efecto invernadero, que la cantidad que genera el sector transporte en conjunto.

Genera desigualdad en la sociedad

La tercera razón por la que deberíamos consumir menos carne, es que esta industria es la principal fuente de desigualdad que existe, ya que la producción en masa de su producción solo enriquece a las grandes industrias del sector, mientras que la población se empobrece, pero la campesina aún más.

Más del 70% de los alimentos en el mundo son producto del trabajo de los campesinos, algo que consiguen hacer con menos del 25% de los recursos que requieren para ello las industrias agropecuarias.

Pero ese no es el único problema, también a nosotros como consumidores nos afecta el pago que tenemos que hacer por los productos ganaderos, ya que al precio por cada uno de esos productos, tenemos que agregarle impuestos por daños ambientales, y a la salud que la industria genera.

Escasez de agua

La producción de carne en el mundo requiere de mucha agua para hacerla posible, entre 5 mil y 20 mil litros de agua al menos, lo que significa una huella hídrica global que deja la industria ganadera, que se traduce en el 29% de toda la producción agrícola.

Solo entre el año 1995 y 2005 se utilizaron más de 2.422 billones de metros cúbicos de agua por parte de la industria ganadera, entre agua verde, azul y gris, pero que sigue siendo una cifra muy grande solo para que podamos consumir carne.

Daña la salud de todos sus consumidores

Muchas personas consideran que quienes rechazan el consumo de carne lo hacen por razones que no se pueden generalizar, pero lo cierto es que la carne procesada es vista por la Organización Mundial de la Salud como carcinógena, así que su consumo en exceso puede ser muy perjudicial en ese sentido.

Otro de las formas en que el consumo de carne afecta nuestra salud, es porque se trata de una industria donde se utiliza muchos antibióticos para mantener sano al ganado, lo cual contribuye de forma significativa a la resistencia de sus consumidores a dichos medicamentos, que según las estimaciones de la OMS podría generar más muertes en 2050 que el cáncer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.