Fuentes de ácido laúrico
Bienestar,Medio Ambiente

Fuentes de ácido láurico

Cuando leemos artículos relacionados sobre la alimentación balanceada para combatir enfermedades, seguramente que hayamos visto muchas menciones sobre la Vitamina C, Hierro, Ácido Fólico, Complejo B, etc., pero pocos conocen las propiedades de un elemento muy beneficioso para la salud, el ácido láurico (C12-H24-O2).

Descubre las propiedades del ácido láurico

También conocido como ácido dodecanoico, se trata de un ácido graso saturado formado por una cadena de 12 átomos de carbono, 24 de hidrógeno y 2 de oxígeno y es muy utilizado en la elaboración de jabones, ya que es un excelente disolvente de grasas y es el responsable de la espuma del jabón que vemos cuando lavamos la ropa o cuando nos bañamos. No es casual, entonces, que el ácido láurico tenga un leve olor a jabón.

Pero lo que pocos saben es que este ácido es un excelente antibacterial, antiviral y antihongos. Por esto es importante asearnos personalmente y lavar adecuadamente la ropa con agua y jabón, ya que además de remover el sucio se elimina el 99% de las bacterias, virus y hongos que pueden alojarse en la piel y ropa.

Y así como el ácido láurico es vital para la higiene, también tenemos que incluirlo en nuestra alimentación para contrarrestar muchas enfermedades.

Pero aclaremos, no se trata de ingerir jabón o aderezar nuestras comidas con jabón, hay muchos alimentos que contienen ácido láurico de forma natural, entonces veamos primero las características de este ácido, cuáles son sus fuentes y cómo podemos beneficiarnos de él.

Se ha comprobado que el ácido láurico es un poderoso antibacterial, por lo que sus usos son muy amplios. Esto se debe a que este y cuando es ingerido, provoca que varias enzimas del tracto digestivo forman un monoglicérido llamado monolaurina.

La monolaurina es un poderoso inhibidor de elementos patógenos, como bacterias y virus. Por esta razón, una alimentación rica en ácido láurico es efectiva para luchar contra las siguientes patologías:

Es efectivo para combatir todo tipo de infección viral, incluyendo el VIH, entre otras enfermedades crónicas e infecciones fuertes. Un estudio presentado por el Diario de Agentes Antimicrobianos y Quimioterapia señala que el ácido láurico es el ácido graso saturado más efectivo para combatir cualquier elemento nocivo del cuerpo.

Como el ácido láurico combate eficazmente cualquier agente infeccioso, bien sea de tipo viral, bacteriano o por hongos, entonces es un gran aliado para reducir la resistencia a los antibióticos.

Por ser un excelente antibacterial, es efectivo para combatir el acné y demás enfermedades de la piel. Además, ayuda a reducir las estrías y aumentar la elasticidad en la piel por su gran capacidad de remover las impurezas. De igual modo, es muy bueno para la salud del cabello.

El ácido láurico es uno de los ácidos grasos de mediana longitud, por lo que es efectivo para reducir el colesterol, triglicéridos y enfermedades cardíacas. Por eso se recomienda el consumo de grasas saludables que contienen este ácido, tal y como veremos a continuación.

Ya hemos explicado que este es un ácido graso saturado, por lo que la mayoría de los alimentos ricos con este elemento son de tipo graso. Esto quiere decir que consumir aceites y grasas que contienen ácido láurico es muy beneficioso para nuestra salud, puesto que además de combatir enfermedades, nos ayuda a eliminar el consumo de grasas y aceites perjudiciales para la salud.

Veamos cuáles son las principales fuentes naturales de ácido láurico que nunca pueden faltar en tus alimentos:

Aceite de Coco

El 48% del aceite de coco está compuesto de ácido láurico, convirtiendo a este aceite en uno de los más beneficiosos para la salud. No es necesario consumirlo directamente en forma de aceite, ya que es suficiente consumir la pulpa del coco, barras nutritivas con coco, incluso la refrescante agua de coco.

Aceite de Semilla de Palma

Es importante recalcar que este aceite es extraído de la semilla de la palma, que no es igual que el aceite de palma que es extraído de la pulpa del fruto de esta planta. El aceite de semilla de palma contiene altas dosis de ácido láurico pero se recomienda moderar su consumo.

Aceite de Canela

Entre el 80% y el 90% del aceite de canela está compuesto por este ácido, pero se recomienda moderar su consumo porque puede producir alergias a algunas personas. El aceite de canela suele estar presente en muchos dulces y margarinas.

Leche de Cabra y Vaca

La leche de cabra aporta el 4,5% de Ácido Láurico, mientras que la de vaca tiene 2,2%. Aunque los porcentajes son muy bajos en comparación con los aceites ya mencionados, se sabe que las leches de vaca y cabra son más fáciles de conseguir en el mercado, así que debes incluirlas en tu dieta diaria.

Leche Materna

Se estima que tanto el aceite de coco como la leche materna contienen los mismos niveles de ácido láurico. Es importante que las madres lactantes consuman coco o aceite de coco para proveer una buena dosis de ácido láurico a sus bebés.

Es importante que verifiques en las etiquetas de los alimentos y productos de higiene personal y aseo que contengan ácido láurico. Si vas a comprar jabones o lociones para combatir el acné y demás impurezas en la piel, es importante que contengan ácido láurico para garantizar la efectividad del producto.

Recuerda que el ácido láurico está presente dentro de las llamadas “grasas buenas” saturadas, por lo que no es bueno abusar su consumo para evitar otras complicaciones, por eso consulta a un médico o un especialista en nutrición sobre las cantidades correctas de alimentos con ácido láurico que debes consumir a diario.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *