Qué es el kiwi
Actualidad,Bienestar

Conoce qué es el Kiwi

Hay muchas frutas en la naturaleza… ¡Muchísimas! Son tantas las frutas que es casi imposible catalogarlas todas. Algunas de ellas son muy conocidas en nuestro contexto social, como la manzana o el melocotón, hay otras más tropicales como el mango, pero hay una fruta que es una de las más exóticas, que engañan a la vista pero su sabor es único e inconfundible, el kiwi.

Características del Kiwi

El kiwi pareciera ser una especie de accidente curioso de la naturaleza, ya que su aspecto externo es poco atractivo a la vista, pero por dentro esconde una pulpa de color verde electrizante con tonalidades amarillas y esas semillas negras que le dan un toque único.

Además, su sabor es tan peculiar que es muy difícil de comparar con otra fruta. No es casual que su nombre científico sea Actinidia deliciosa, porque realmente su sabor es delicioso.

Esta extraña fruta es original de las riberas del río Changjiang, al noreste de China y era consumida por los nobles de tiempos ancestrales. Su nombre se debe a que esta fruta fue desarrollada en Nueva Zelanda y en esa isla es famosa un ave de poco plumaje que no vuela llamado también kiwi.

Propiedades del Kiwi

Esta fruta tiene un sabor característico entre dulce y ácido, ya que contiene alto contenido de vitamina C, que es una de las vitaminas más importantes que todos debemos consumir para reforzar nuestro sistema inmunológico y combatir las enfermedades.

De igual modo, la vitamina C genera la producción de colágeno para ayudar a mejorar la apariencia de la piel y fortalece el pelo y uñas.

De hecho, una pieza de kiwi de unos 70 gramos aporta 69 miligramos de vitamina C y esa cantidad supera la dosis mínima recomendada de ingesta de vitamina C por día (60 miligramos). Por eso, puedes alternar kiwi en tu ración diaria de frutas.

Propiedades del kiwi

Recordemos que la vitamina C tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, es decir, que el kiwi es muy bueno para el rejuvenecimiento general y para la recuperación de cualquier traumatismo.

Gracias a sus propiedades antioxidantes, el kiwi contrarresta el efecto oxidativo natural de las células, por lo que está asociado a la prevención del cáncer.

Además el kiwi ofrece otros beneficios, como ser una fuente casi inagotable de complejo B, incluyendo el ácido fólico que es esencial para el metabolismo del hierro. También aporta grandes cantidades de potasio, magnesio y zinc y estos minerales son importantes para el normal funcionamiento del sistema cardiovascular y nervioso.

El kiwi posee otra gran propiedad, ya que contiene altos niveles de fibra y agua, esto quiere decir que el kiwi es provechoso para la digestión, sobre todo para aquellas personas con problemas de estreñimiento (intestino perezoso). Consumir una ración de kiwi al día ayuda a mejorar el tracto intestinal y mantener la evacuación regular.

Y uno de los descubrimientos más recientes sobre el kiwi señala que esta fruta ayuda a la producción de serotonina, que es la sustancia que induce al sueño. Las personas que sufren de insomnio pueden incluir kiwi en la cena para garantizar un sueño placentero.

Si vas a tener un gran banquete debes incluir algo de kiwi porque esta fruta contiene actinidina, que es un compuesto que ayuda a digerir las proteínas, con lo cual se evita la gastritis, la pesadez estomacal y los gases.

Cómo consumir el kiwi

La mejor forma de comer kiwi es fresco, tal como viene la fruta, sin ningún tipo de cocción ni agregarles algún aditivo, como azúcar, porque realmente no lo necesita.

A algunas personas les gusta comer el kiwi con su piel, si ese es tu caso recuerda lavar muy bien la fruta, de lo contrario puedes pelarlo y comerlo entero o en trozos, incluyendo sus semillas que son digeribles con facilidad.

El kiwi se puede comer de muchas formas, la más popular es en una ensalada de frutas, cortada bien sea en cuadritos o en rebanadas. También sirve como decoración en pasteles y demás dulces.

Algunos también han preparado su propia mermelada casera de kiwi… ¡es deliciosa! Para esto solo hay que cortar el kiwi sin la piel, cocinarlo a fuego lento con abundante azúcar y revolver constantemente hasta que se reduzca de tamaño y espese.

Contraindicaciones del Kiwi

Realmente muy pocas personas han manifestado alergia al kiwi debido a sus componentes. De hecho, se ha visto que las personas alérgicas al látex también han manifestado alergia al kiwi.

Primero consume un poco de esta fruta y si inmediatamente se genera urticaria en los labios en inflamación en la mucosa bucal, lamentablemente no podrás consumirla de forma definitiva. Sin embargo y si en ocasiones has sufrido una leve irritación tras comer kiwi y en otras no, entonces te recomendamos que la consumas poco a poco, primero en cantidades pequeñas y luego irás aumentando progresivamente hasta que tu cuerpo la haya asimilado.

De igual modo, el kiwi contiene altas cantidades de cristales de oxalato cálcico, por lo que aquellas personas que tienen tendencia a formación de cálculos renales deben tener mucha precaución y no consumir kiwi en exceso, para evitar la formación de cálculos.

Aparte de estos inconvenientes, no se han reportado mayores inconvenientes con el kiwi, por lo que si eres de las personas afortunadas que no sufren de alergias ni tienes tendencia a la formación de cálculos renales, te invitamos a incluir el kiwi en tu dosis habitual de alimentos. De esta manera estarás asegurando una fuente casi inagotable de vitamina C y otros compuestos beneficiosos para el cuerpo.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *