Fuentes de ácido láurico.

El ácido láurico se encuentra principalmente en alimentos que contienen grasas saturadas naturales como el coco y aceite de palma. Por lo general hemos mencionado esto siempre que se trata de estos ácidos. Aquí encontrarás más información sobre el ácido láurico.

Esto es vital mencionarlo, y podemos ser incluso repetitivos, sin embargo debemos ser conscientes que no hay forma de encontrarlo en la naturaleza, salvo por estos dos aspectos o productos, la otra forma es encontrarlo debidamente procesado para consumo humano en tratamientos médicos o cosméticos.

Alrededor del 50% de la grasa de coco, es ácido láurico, lo que no es una novedad mencionar que es un alimento considera dentro de la tabla de súper alimentos, al igual que la avena, las semillas de chía entre otros.

Esto hace de los cocos la mejor fuente de ácido láurico que existe actualmente en el mundo, además de la más natural. No debemos olvidar que este tipo de ácidos nos ofrecen una serie de beneficios, también no debemos dejar de lado lo que nos ofrece el  aceite de palma (también llamado aceite de almendra de palma) el cual es otra fuente valiosa, aunque en menor proporción que el coco.semillas de chía

Los cocos tienen una larga lista de beneficios para la salud,  es por eso que son una de las comidas favoritas para la curación. Mientras que la harina de coco y agua de coco tienen ventajas y usos particulares,  el  aceite o crema / leche es donde se encuentra en mayor medida el ácido láurico, ya que vive dentro de las moléculas de grasas de los  cocos.

Fuentes de ácido láurico.

El ácido láurico puro no puede ser ingerido directamente porque resulta realmente irritante para el tracto digestivo, en otras palabras es imposible que el cuerpo pueda procesarlo. Sin embargo, por suerte cuando está químicamente unido al glicerol (otro compuesto que se encuentra en el coco u otros alimentos ricos en grasas saturadas), no hay problemas gastrointestinales y el cuerpo puede absorberlo fácilmente, permitiendo que todos sus beneficios se hagan efectivos dentro del cuerpo.

Otras fuentes naturales de ácido láurico incluyen grasa de la leche y la mantequilla a partir de animales alimentados con pasto, incluyendo vacas, ovejas o cabras. Estos tienen ácido láurico aproximadamente en un 3 por ciento, que se puede ver es sustancialmente menor que el coco y el aceite de palma.

ácido láuricoPor último, algunos aceites de nueva ingeniería genética incluyendo canola o colza pueden proporcionar hasta un 36 por ciento de ácido láurico, pero estos vienen con sus propios riesgos. Los aceites refinados que son altamente procesados y artificiales se hacen generalmente con el uso de disolventes químicos y toxinas. Por esta razón, y porque ofrece muchos beneficios adicionales, el aceite de coco es una forma mucho más natural y beneficiosa para obtener el ácido láurico.

Con esto podemos entonces entender que se trata del consumo de productos naturales, especialmente del aceite, en donde podemos encontrar un mayor porcentaje de este ácido. Recordemos que todos los beneficios que podemos obtener, se hacen efectivos cuando consumimos lo que adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *