8 consejos para ahorrar en material de oficina

En medio de los gastos que implica llevar adelante una empresa, este pudiera parecer un tema menor, aunque no lo es. Los suministros de oficina suelen representar un importante gasto en el presupuesto de todo emprendimiento. Por eso, hoy hablaremos sobre cómo ahorrar en material de oficina.

Ahorrar en material de oficina: la clave para no gastar de más.

Existen diferentes consejos que te podemos enseñar para ahorrar en material de oficina, que van desde cómo y qué comprar, hasta el mantenimiento y control de estos importantes suministros.

  • Compra materiales genéricos. Es probable que, a la hora de comprar, te sientas tentado de elegir productos de marcas reconocidas. Sin embargo, en materiales como clips para papel o bolígrafos, las diferencias de calidad son casi inexistentes.electrónica en la oficina
  • Compra en mayoristas grandes cantidades. El material de oficina no se echa a perder, así que no dudes en comprar grandes cantidades. Esto te permitirá ahorrar muchísimo dinero. Intenta organizarte para realizar sólo dos compras grandes en el año.
  • Negocia con tu proveedor. Si tienes un negocio grande y vas a necesitar suministros por años, cualquier proveedor querrá tenerte de cliente. Negocia, y quédate con quien te ofrezca las mejores condiciones.
  • Busca precios en Internet. Normalmente, la compra de material de oficina no es un asunto urgente. Si tienes tiempo, busca mejores precios en Internet aunque tengas que esperar a que te llegue el envío. Esta es una gran manera de ahorrar en material de oficina.
  • Supervisa el uso y controla el desperdicio. Especialmente si compras en cantidad, tus empleados se sentirán tentados  a cuidar poco los suministros de la oficina. Asignar a un empleado el control del uso y distribución del material suele ayudar a que este se desperdicie menos.
  • Da el ejemplo. Si usas bolígrafos de marca, tus empleados querrán usar lo mismo. Si todo el tiempo estás tirando papel, es difícil que tus empleados hagan otra cosa. Si tú eres austero con el material de oficina, ellos lo serán también.
  • Imprime sólo lo indispensable. Ahorrarás en papel y tinta de impresora, además de cuidar el medio ambiente. Existen muchas formas electrónicas de mantener registros de todo, así que no imprimas de más.
  • Supervisa el almacenamiento de los suministros. Muchos materiales de oficina como las cajas de cartón, las carpetas o el papel pueden quedar arruinados si se humedecen o quedan expuestos al sol. Asegúrate de que se guarden en un lugar óptimo.
  • Reutiliza. Por ejemplo, las hojas que ya no necesites y que estén impresas a un solo lado, pueden servir como papel de borrador. De la misma manera, existen muchas formas de reutilizar el material de oficina.clips de colores

Mantén un estricto control

Hacer frecuentemente un inventario de los suministros de la oficina y mantener un registro de cuáles son los departamentos que consumen más de tal o cual recurso puede ayudarte a encontrar patrones de uso y nuevas maneras de ahorrar.

Por más que en su precio individual los materiales de oficina sean extremadamente baratos, su uso diario y constante puede convertirlos en un gasto importantísimo.

Puedes también implementar bonos para los departamentos que hagan un mejor uso de los suministros. Este tipo de medidas promueven el trabajo en equipo, además de ayudarte a ahorrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *