Envasado para alimentos y productos
Medio Ambiente,Ocio y Compras

Tipos de envasado para alimentos y productos

Nuestro actual estilo de vida ha modificado mucho nuestros hábitos de consumo, en comparación con hace varias décadas atrás. Por ejemplo, antes los alimentos solían venir prácticamente frescos y sin ningún tipo de envase y cada consumidor tenía que llevar sus propias bolsas a los mercados para llevárselos, pero hoy en día casi todos los alimentos vienen empaquetados.

El envasado tiene varias ventajas

Ayuda a mantener los alimentos y productos en buen estado por más tiempo.

Facilita el transporte de alimentos y productos en buen estado a través de largas distancias.

Hace más fácil la disposición de los alimentos y productos para nuestro consumo.

Facilita la comercialización de los alimentos y productos.

Cuando vas a un supermercado podrás darte cuenta que más del 99% de los alimentos y demás productos vienen con algún tipo de envasado, como por ejemplo bolsas selladas de plástico, envases de vidrio, enlatados, bolsas y cajas de papel o cartón, recipientes de plástico de cualquier tipo y llamado, etc.

Seguramente te has preguntado por qué tanta variedad de envases y esto se debe a que cada tipo de envase cumple un rol específico dependiendo del tipo de alimento y/o producto. Veamos los principales tipos de envases que existen, sus características y funciones.

Tipos de envase para alimentos y productos

Envases de Papel y Cartón

Aquí incluimos ambos tipos de envases porque proceden de un mismo material en común, la fibra de la madera.

Una de las grandes ventajas de los envases de papel y cartón es que permiten que los alimentos “respiren” a través de sus microporos, por lo que se evitan la aparición de hongos. Además, el papel y cartón se biodegradan fácilmente y es uno de los mejores materiales reciclables.

Algunos envases y recipientes son realizados solamente de papel o cartón, como es el caso de muchos envases de harina, pan, huevos y muchos medicamentos.

Algunos envases de cartón incluyen una fina lámina en la parte interior para evitar que el producto se estropee o humedezcan, como son muchos cereales. También hay envases de cartón que vienen mezclados con polímeros para mantener el producto por más tiempo, tal como suele suceder con muchos empaques de leche líquida y salsas.

Envases de Plástico

Este es uno de los mejores materiales para envases, porque el plástico conserva muy bien tanto los alimentos y demás productos como medicamentos.

Los envases de plástico se pueden utilizar para cualquier clase de producto, no importa si son secos o húmedos, por eso son usados tanto para alimentos, bebidas, productos de higiene y aseo, medicamentos, herramientas, etc.

envases alimentarios de plástico

Otra de las grandes ventajas del plástico es que puede adaptar cualquier forma durante su elaboración, por lo que se pueden diseñar envases de plástico de cualquier forma, grosor y especificaciones.

Además, el plástico no requiere de capas especiales de polímeros para garantizar la frescura de su interior y tiene la propiedad de que puede ser usado para empacados al vacío. Si bien es cierto que el plástico es reciclable, no es biodegradable lo cual es contaminante para el medio ambiente.

Para contrarrestar esta desventaja hay un polímero biodegradable llamado Tereftalato de Polietileno (PET), que produce envases transparentes e impermeables, por eso es altamente utilizado en la mayoría de los alimentos y bebidas.

Envases de Vidrio

Destacan entre los mejores envases por la pureza del vidrio, que no interactúa con los alimentos y demás productos que hay en su interior.

La mayoría de los envases de vidrio son empleados para jugos, concentrados, compotas, salsas y demás alimentos líquidos o semilíquidos. Es importante recalcar que el vidrio tarda aproximadamente 4000 años en biodegradarse, por lo que debe ser reciclado al igual que el plástico y los metales para evitar un impacto negativo en la naturaleza.

Envases de Lata

Los enlatados son los favoritos de muchos alimentos de larga duración, sobre todo pescados, moluscos, carnes procesadas, bebidas gaseosas, embutidos y hasta aceites.

Los envases de lata suelen ser hechos de aluminio, los cuales son recubiertos internamente con una fina película de material aislante para proteger aún más el producto interior. Al igual que el vidrio, los envases de lata no son muy buenos en biodegradación: se estima que el aluminio tarda alrededor de 10 años para oxidarse, sin embargo todavía quedan residuos, así que lo mejor es reciclar los envases de lata.

Recomendaciones sobre los envases

El propósito final de los envasados es mantener los productos por más tiempo, así que cada fabricante empleará el material más adecuado.

Es importante contribuir con la preservación del medio ambiente, así que revisa muy bien el envase y verifica si ha sido hecho con material reciclado o biodegradable. En la medida que el público prefiera envases de este tipo, los fabricantes se verán obligados a utilizarlos. De esta manera, estamos contribuyendo a no contaminar tanto el medio ambiente.

Pero en la medida de tus posibilidades, además de la disponibilidad de los productos, trata de comprar alimentos que prescindan de envases y lleva tú una bolsa de tela o material biodegradable.

Hay supermercados ecológicos donde todos sus productos están libres de envases y cada comprador debe llevar su propio envase. Si vas a llevar tu propio envase, es menester que lo hayas esterilizado muy bien para evitar contaminación alguna.

Bien sea que tú lleves tu propio envase o compres alimentos y productos ya envasados, asegúrate que sean hechos de materiales biodegradables o reciclados.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *