La historia de los materiales de laboratorio

En la antigüedad y durante los primeros inicios de la historia, había tareas como por ejemplo la de teñir prendas, elaboración de aceites, jabones y de algunos productos cosméticos, fabricación de cerveza y además una gran variedad de tareas de otros tipos, en donde la química siempre estaba presente. Si quieres información sobre los materiales de laboratorio actuales visita esta web: https://materialesdelaboratorio.info/

Conoce la verdadera historia de los materiales de laboratorio

La verdad, es que la química se encuentra a tan solo unos pocos siglos de antigüedad, sin embargo, esta ciencia cuenta con una compañera que también fue pionera desde hace más de 1000 años, conocida como la alquimia. Los laboratorios de los alquimistas, en ese entonces, tenían un aspecto misterioso que hacían recordar las tradiciones míticas que existían en el oriente, no obstante, el equipo real que utilizaban tenía un origen un tanto practico, que se copió de los artesanos que fundían los metales, destilaban productos aceitosos con aromas, depuraban soluciones que tenían colorantes y también vaporizaban las soluciones saladas.
Los alquimistas utilizaban procedimientos muy parecidos cuando realizaban sus pruebas, aunque disminuyeron el tamaño que tenían estos equipos usados por los artesanos a un tamaño más apropiado y así poder emplearlos para cumplir con sus propósitos, por ejemplo, crearon algunos hornos, recipientes, vasijas, pequeños vasos y además máquinas que servían para destilar.
Una gran cantidad de dibujos que se encontraron en varios de los escritos que dejaron los alquimistas griegos lo confirman.
Pero el nombre que tenía el supuesto creador del aparato de baño de agua que se emplea para evaporar de una forma lenta, es María la Judía y hasta ahora es lo único que se conoce, sin embargo, la palabra baño maría todavía se usa en la actualidad.

El uso y origen de las balanzas

 

balanza de laboratorio

Por otro lado, la balanza es el artículo de medición con mayor tiempo de antigüedad que se conoce, se encontraron muchas referencias sobre este instrumento en fuentes provenientes de Egipto y Babilonia, ya que por lo general, en los textos que relatan la historia de esta ciencia, dicen que Lavoisier fue la persona que implantó este artículo dentro de los experimentos químicos.
Es importante resaltar que la balanza es uno de los accesorios fundamentales que podemos encontrar dentro de un laboratorio y también en la gran mayoría de las pinturas y grabados en donde se representa a los laboratorios antiguos.
Las primeras balanzas tenían un grave inconveniente debido a que eran extremadamente sensibles, tanto que bastaba solo con respirar cerca de estas para que se activara su funcionamiento. A mediados del año 1913, Fritz Pregl, quien fuera ganador del Nobel de la química, creo una microbalanza que tenía una sensibilidad de apenas milésimas de miligramos.

Uso y origen del aerómetro

En conjunto con la ya mencionada balanza, otro de los aparatos muy antiguos es el aerómetro.
La primera vez que se describió fue durante el siglo IV por un alquimista griego llamado Synesios. Este instrumento es simplemente un tubo que tiene forma cilíndrica, donde las rayas horizontales quedan marcadas para que se pueda hacer una medición de la profundidad en la que se sumerge dentro del líquido.
Para lograr que se mantenga en una posición vertical dentro del líquido, se une un peso pequeño en su parte extrema inferior. En un documento que data del siglo VI, llamado De ponderibus et mesuris, igualmente hace una descripción sobre un instrumento muy parecido con el nombre de hydroscopium o hidroscopio.
El aerómetro después quedo en el olvido y entonces Boyle fue el que descubrió su uso nuevamente. Posteriormente, no hubo ningún tipo de variación durante algunos siglos.

Uso y origen de las pipetas

A mediados del siglo XVIII se hizo un gran descubrimiento, se trata del soplete, que se transformó en un elemento bastante importante para el avance de la química. La primera persona en hacer dicho descubrimiento fue Johann Kunckel.
Después el químico y también francés Descroizilles, fue quien dio el nombre de bureta y pipeta a estos accesorios tan importantes dentro de esta ciencia. El mismo cambiaría la forma que tenía la bureta y más adelante Gay-Lussac le daría la forma definitiva que mantuvo por largo tiempo.
En la actualidad, dicho instrumento sigue siendo uno de los accesorios más esenciales dentro de un laboratorio.
Otros materiales utilizados en un laboratorio
En los últimos siglos, los materiales con los que están fabricados los equipos de los laboratorios no han sufrido una variante significativa, por ejemplo, el cristal, la cerámica y los distintos tipos de metales y en especial el hierro, siempre estaban presentes en los laboratorios que utilizaban los alquimistas.

Y es que desde la antigüedad hasta el presente hemos sido testigos de la evolución de los materiales utilizados dentro de un laboratorio químico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *